//
you're reading...
Patitas de mosca

Reflexiones sobre la puesta en escena

Rosmari:
Tu propuesta gallínica me parece interesante y estoy abierta a todo, se trata sólo de asegurarnos que lo ocurre en escena tiene sentido y es creíble. Me parece una buena idea:

probemos! poooó popopooooo pooooc!

Por lo que respecta a la segmentación, sus conexiones y la interacción con el público, tendencialmente creo que es siempre mejor que nuestro cuerpo mente y espíritu estén atentos a sus reacciones, y que el público intervenga si lo desea. Por mi parte me siento más cómoda así. De hecho es uno de mis objetivos personales (conectar con el público).

Esto me lleva a una duda que me ronda de vez en cuando respecto a si el público (sobretodo si tiene problemas de concentración por agotamiento, como una servidora, a veces) tendrá dificultades para disfrutar de nuestra obra, por el esfuerzo cognitivo que implican los cambios. A los cuales se añaden,

cabe esperar (si!! si!!! siiii!!), los aplausos u otras intervenciones.

Dependiendo de lo que ocurra se podrían “desenganchar” de nuestras muñecas rusas (cuentos dentro de cuentos, poesía dentro de cuentos)… supongo que mantener su atención y motivación dependerá también de nuestro savoir-faire, expertiseo como lo queráis llamar… en fin, todo un reto!! ME ENCANTAAA

Como dice mi amigo de Madrid, et à vôtre avis? (y vosotros qué pensáis?) Se me ha ido la paella a campistrac(a tomar por saco)?

………………..

Angie:
En cuanto a la función querría compartiros unos puntos de vista personal, espero saberme explicar:

– Creo que tenemos que tener en cuenta que la narración oral depende mucho del contacto con el público, de ese feedback que se crea y que la duración de los cuentos “personales” es siempre orientativa para dejar libertad al narador para poder hacer interpelaciones sin dejar que el público se “suba al escenario”. La duración es estimada pero sin que se diga que dura 5min. y dure 20! Es decir, mi cuento dura entre 5 y 8 min. no más.

Éso conlleva que tenemos que tener también en cuenta que quizá el público aplauda después de los cuentos personales y queda muy feo no agradecer ésos aplausos por seguir la línea que hemos decidido. El ritmo es interesante, pero no depende únicamente de nosotros. Tenemos que decidir si la sesión será como algo dónde el público es meramente público o contamos con él.

Viendo el vídeo, no me gusta el hecho de “burlarme” de Rosmari haciendo la gallina. Creo que si os parece bien, podría salir simplemente jugando a ser una gallina (con ella y el público) hasta que Rosmari acaba con el juego y yo salgo con lo de la crítica como para eludir la “vergüenza” de haber hecho la gallina.
Lo digo porque la situación se puee llevar al Clown i en vez de mirar a Rosmari todo el rato, puedo compartirlo con el público. Creo que puede ser un humor más sano que el del hecho de burlarme de alguien.
Si me lo permitís, después de ensayar los cuentos – Que son lo realmente importante- os puedo enseñar mi idea a ver si a Rosmari le parece bien y a vosotr@stambién.


Anuncios

Acerca de María Ripoll Cera

Comunicadora digital especializada en comunicación corporativa y de eventos, estrategia digital, contenidos SEO, marketing social y ficción para empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: